Disfunción sexual más común en los hombres

Un problema o disfunción sexual es un problema en cualquier etapa de la actividad sexual normal que impide que una persona experimente satisfacción.

La mayoría de nosotros experimentaremos (o ya hemos experimentado) disfunción sexual en algún momento u otro, pero eso no cambia el hecho de que nos sentimos inseguros y asumimos que nunca volveremos a tener un buen sexo. Debes saber que los problemas sexuales son manejables, pero debes ser proactivo.

Tanto hombres como mujeres sufren ciertas disfunciones sexuales. Esta publicación enumera los problemas más comunes que enfrentan los hombres.

1. Eyaculación precoz (PE)

La eyaculación precoz es una forma de problema sexual que ocurre cuando un hombre eyacula antes de lo que él (o su pareja) quisiera durante el coito. Para mejorar las relaciones sexuales, puedes comprar Cialis 40 mg .

Por lo general, la EP se refiere a los casos en los que un hombre eyacula siempre o casi siempre antes del coito o entre uno y tres minutos después.

Según un estudio publicado en la revista Nature [1], la EP es la disfunción sexual más común en los hombres. La prevalencia de este problema a nivel mundial es del 30%. Las cifras muestran que alrededor del 29 % de los hombres adultos en los EE. UU. han tenido EP.
Actualmente se desconoce la causa subyacente de la EP. Lo que los científicos saben es que las causas psicológicas y biológicas juegan un papel. En la mayoría de los casos, es la combinación de estos dos factores lo que conduce a la eyaculación precoz.

Causas comunes que contribuyen a la PE:

  • Niveles hormonales anormales.
  • Depresion y ansiedad.
  • Experiencia sexual temprana.
  • Disfuncion erectil.
  • Inflamación e infección de la uretra o próstata.
  • Imagen corporal negativa.
  • Estrés.
  • Ansiedad por la eyaculación precoz.
  • Las opciones de tratamiento comunes [2] para la eyaculación precoz incluyen el método de Kegel para hombres, métodos conductuales, asesoramiento, anestésicos locales y medicamentos.

2. Disfunción eréctil (DE)

La disfunción eréctil se define como la incapacidad de lograr o mantener una erección lo suficientemente fuerte como para tener relaciones sexuales.

Se estima [3] que más de 18 millones de hombres en los EE. UU. sufren disfunción eréctil y el problema se vuelve más común con la edad. Por ejemplo, a la edad de 40 años, alrededor del 40 % de los hombres sufren esta disfunción sexual común.

Un concepto erróneo común es que la disfunción eréctil significa que algo anda mal con el pene en sí y nada más. La excitación sexual en los hombres es un proceso complejo que involucra hormonas, emociones, el cerebro, los músculos, los vasos sanguíneos y los nervios.

Cualquier cosa que afecte estos componentes de la excitación sexual masculina también puede contribuir a la disfunción eréctil. Al igual que con la educación física, en la mayoría de los casos juega un papel una combinación de factores físicos y psicológicos.

Las causas más comunes de la disfunción eréctil incluyen:

  • Alcoholismo.
  • Ansiedad y depresión.
  • Diabetes.
  • Enfermedad del corazón.
  • Alta presión sanguínea.
  • Lesión o cirugía que afecta la médula espinal y el área pélvica.
  • síndrome metabólico.
  • Problemas de pareja.
  • Estrés.
  • Flujo sanguíneo débil.
  • La actividad física regular, la medicación, dejar de fumar y mantener el peso dentro de un rango normal son los enfoques más comunes para tratar la disfunción eréctil.

3. Eyaculación retardada

La eyaculación precoz no es el único problema asociado con la eyaculación [5] que afecta a los hombres. Algunos caballeros también experimentan eyaculación retrasada o alterada, un problema en el que el hombre necesita un largo período de estimulación sexual para alcanzar el orgasmo y eyacular.

Mientras que la mayoría de los hombres experimentarán este problema en un momento u otro, para otros es un problema de por vida.

Este problema sexual puede estar relacionado con enfermedades crónicas, medicamentos o cirugías. Las causas físicas y psicológicas comunes del retraso en el aprendizaje incluyen las siguientes:

Ansiedad, depresión u otra enfermedad mental

  • Hipotiroidismo.
  • Testosterona baja.
  • Imagen corporal negativa.
  • Cirugía de próstata.
  • Problemas de pareja.
  • Tener una lesión en los nervios pélvicos que controlan el orgasmo.

Es más probable que enfrente este problema si bebe, fuma y tiene problemas de pareja durante mucho tiempo. El riesgo de eyaculación retardada también aumenta debido a condiciones psicológicas, condiciones de salud como la esclerosis múltiple y la diabetes.

El tratamiento para esta forma de disfunción sexual depende de la causa subyacente, pero generalmente implica tomar medicamentos o hablar con su médico sobre los medicamentos que ya está tomando.

Nunca deje de tomar un medicamento ni cambie la dosis por su cuenta sin consultar a nadie. El asesoramiento psicológico también es un tratamiento alternativo común para este problema.

Problemas de pareja

4. Libido baja

El término «disfunción sexual» se refiere no solo al acto sexual en sí; describe cualquier problema que afecte la actividad sexual normal. Esto también incluye su libido o deseo sexual. La libido fluctúa tanto en hombres como en mujeres, ya que depende de una serie de factores.

El deseo sexual bajo puede ser muy frustrante y afectar en gran medida la autoestima y la confianza de un hombre. Eliminar la causa de la libido baja ayuda a resolver el problema y empeorarlo. Las causas más comunes [4] de este problema sexual son:

  • Enfermedad crónica.
  • Depresión.
  • Testosterona baja.
  • Síndrome de piernas inquietas.
  • Problemas para dormir.
  • Algunos medicamentos.
  • Estrés.

5. Testosterona baja

A medida que envejecemos, los niveles de testosterona disminuyen. De hecho, la Asociación Americana de Urología [9] sugiere que dos de cada diez hombres mayores de 60 años tienen niveles bajos de testosterona.

Aunque los niveles de esta importante hormona caen naturalmente a medida que envejecemos, la producción de testosterona cae drásticamente en algunos hombres. Como resultado, pueden ocurrir varios síntomas, que incluyen:

  • Disminución de la masa ósea.
  • Disminución del volumen del semen.
  • Disfuncion erectil.
  • Fatiga.
  • Perdida de cabello.
  • Aumento de la grasa corporal.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Bajo deseo sexual.
  • Cambios de humor e irritabilidad.

Como puede ver, la testosterona baja afecta en gran medida su rendimiento sexual. En casos extremos de testosterona baja, un médico puede recomendar una terapia de reemplazo de testosterona. También es importante llevar un estilo de vida saludable ya que los niveles de testosterona pueden verse afectados por muchos factores.

Mantenga un peso saludable, haga ejercicio regularmente y coma una dieta balanceada para mejorar la producción de testosterona. Algunos hombres también toman suplementos nutricionales, pero antes de hacerlo, se recomienda consultar primero con su médico.

Niveles de testosterona

6. Orgasmo desordenado

Aunque la anorgasmia es más común en las mujeres, también puede afectar a los hombres. La anorgasmia o trastorno orgásmico masculino ocurre cuando un hombre no puede alcanzar el orgasmo incluso con la estimulación adecuada. Esto está estrechamente relacionado con la eyaculación retardada.

En la mayoría de los casos [6], un hombre puede alcanzar el orgasmo a través de la estimulación manual u oral de una pareja o durante la masturbación, pero no puede alcanzar el orgasmo a través del coito vaginal.

Las causas más comunes de los orgasmos desordenados son de naturaleza psicológica e incluyen depresión, culpa, ira, miedo, relaciones insatisfactorias con un ser querido, ansiedad y otras. Otras razones incluyen [7]:

  • Sentirse culpable por el sexo.
  • Actitud negativa hacia el sexo.
  • Abuso sexual o trauma en el pasado.
  • Preocupaciones de rendimiento.

Por supuesto, algunos factores biológicos pueden afectar la capacidad de alcanzar el orgasmo correctamente. Algunos de estos incluyen niveles bajos de testosterona, hipertiroidismo e hipotiroidismo, enfermedad pituitaria, abuso de alcohol y sustancias, y ciertos medicamentos.

Abordar las causas fundamentales de este problema puede ser una estrategia útil para aumentar la intensidad y la calidad del orgasmo.

La psicoterapia es un tratamiento común y eficaz [8] para los hombres cuyo problema de orgasmo alterado está relacionado con problemas psicológicos. Por supuesto, no olvide discutir este problema con su pareja y trabajar juntos para resolverlo.

7. Enfermedad de Peyronie

La enfermedad de Peyronie está asociada con el desarrollo de tejido cicatricial fibroso dentro del pene. Este tejido hace que el pene se tuerza, provocando erecciones dolorosas en los hombres afectados.

Primero, es importante aclarar que los penes varían en tamaño y forma, y ​​un pene curvo no siempre es una preocupación. En este caso, la enfermedad provoca una flexión significativa del pene y dolor.

Según la Asociación Estadounidense de Urología, la causa más común de la enfermedad de Peyronie es un traumatismo en el pene. La lesión del pene generalmente es causada por sexo vigoroso, pero algunos hombres también pueden contraerla durante deportes y otros accidentes.

A medida que la herida sana, el tejido cicatricial se forma de manera desorganizada y conduce al desarrollo de una curva o módulo que se puede sentir.

Aunque el trauma es la causa más común de la enfermedad de Peyronie, en muchos casos los varones afectados no sufrieron lesiones en el pene. Con base en este hecho, los científicos explican que la enfermedad puede tener causas genéticas o ambientales.

Su riesgo de contraer la enfermedad de Peyronie aumenta si fuma, tiene un nivel alto de azúcar en la sangre o tiene antecedentes de trauma pélvico, ya que estos factores ralentizan el proceso de curación. La herencia es un factor de riesgo común, al igual que la edad de 55 años o más.

Algunos casos no requieren tratamiento, y un médico puede recomendar un enfoque de esperar y ver si la curvatura del pene no es severa, puede lograr y mantener una erección y tener relaciones sexuales sin o con dolor leve.

Para los hombres con síndrome de Peyronie que necesitan tratamiento, un médico puede recomendar medicamentos o cirugía.

Conclusión

La disfunción sexual se refiere a problemas que afectan cualquier aspecto de su actividad sexual. Tanto hombres como mujeres pueden lidiar con estos problemas. Los problemas sexuales se pueden tratar y solo necesita ser proactivo, buscar ayuda médica cuando sea necesario y esforzarse por llevar un estilo de vida más saludable.

7 problemas sexuales comunes en los hombres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *